Del aislamiento obligatorio al voluntario e inteligente

“El coronavirus llegó para quedarse”. Esta es la frase actual más repetida por los líderes del mundo. Al principio se pensaba que era una simple gripe, que se quedaría en China y que en su máximo esplendor dejaría sus secuelas en Europa. Decían también en los medios de comunicación que en muchos países de América Latina esta “gripe” no daría preocupaciones debido al clima tropical. Sin embargo, el tiempo pasa y la tal “gripe” parece no tener una solución en el corto plazo, las cuarentenas se han extendido y la incertidumbre se toma al mundo entero.

La destrucción empresarial se acelera en proporción mayor al número de contagiados y los gobiernos improvisan mirándose los unos a los otros para justificar sus medidas. Los populistas se frotan las manos mientras el mundo experimenta la carencia de marineros que sigan las estrellas adecuadas y nos guíen por el camino correcto.

El mundo se está infectando a una velocidad mayor que la del Coronavirus con la enfermedad de la pobreza producida por la destrucción de la economía. En Estados Unidos mas de 30 millones de personas han perdido su empleo, mientras tanto afirma la CEPAL que “(…) si el avance de la pandemia provocase una caída del 5% en el ingreso medio de la población activa, el número de latinoamericanos en la pobreza extrema pasaría de los 67,4 millones actuales a 82,6 millones (2020). Si la disminución de ingresos para la población económicamente activa fuese del 10%, esa cifra se dispararía hasta los 90 millones de personas (…)”. Las estimaciones del Programa Mundial de Alimentos de la ONU afirman que en el mundo se duplicará la población en riesgo de morir de hambre, una cifra aproximada de 265 millones de personas.

La pobreza y el hambre dejará exponencialmente más víctimas que el virus. Desde libertank invitamos al gobierno a pasar del aislamiento preventivo obligatorio, al aislamiento preventivo voluntario e inteligente. Especialmente en departamentos donde el crecimiento promedio de contagios sea inferior a 1%.

Sugerimos algunas medidas:  


1. Los mayores de 70 años permanecerían en aislamiento preventivo obligatorio.


2. Las empresas, para operar deben comprometerse por escrito a mantener en teletrabajo a los empleados que cumplen labores administrativas.


3. Apertura gradual del comercio, cumpliendo protocolos de bioseguridad y evitando aglomeraciones. Se podría establecer un numero máximo de personas por hora en centros comerciales y supermercados.


4. Restaurantes y cafés sólo podrían operar al 50% de su capacidad, recibiendo grupos de máximo 4 personas, y con una distancia de no menos de 2 metros de distancia entre las mesas.

Algunos países ya lo han venido haciendo. China ha reabierto su economía de manera progresiva. En Europa, Francia ha abierto de manera gradual el comercio, Italia abrirá sus iglesias y centros turísticos de manera controlada la semana que entra, y este fin de semana la Bundesliga alemana retomo la competencia.

Nos encontramos a una semana de completar nuestra tercera expansión de la cuarentena, y Colombia no debe ser inferior al reto de continuar la apertura progresiva. Hasta el momento, el manejo que el Presidente Duque le ha dado a esta coyuntura ha sido adecuado, pero es momento de ir más allá, los grandes lideres innovan, proponen un camino diferente. Es el momento de que el gobierno sea creativo y busque soluciones que eviten miles de muertos por hambre y miseria.

Desde libertank le hacemos una invitación a nuestros lectores. No cometan el grave error de concentrarse únicamente en las víctimas visibles (los infectados, las muertes, y los recuperados del covid-19), hay un número mayor de víctimas invisibles, desde empresarios hasta la población más vulnerable, que hoy necesitan soluciones de verdad y no promesas de subsidios insuficientes o créditos que no llegan.

Las cuarentenas prolongadas, dejarían más enfermos, más muertos y más miseria que el COVID-19. La nueva normalidad debe llegar pronto como un antídoto a la destrucción empresarial y al aumento de la pobreza.

©2020 por LIBERTANK.